Celebran Natalicio del Libertador Simón Bolívar

sb

El pasado 24 de julio, América Latina celebró los 226 años del Natalicio de Simón Bolívar, uno de los luchadores más importantes en la historia de la emancipación latinoamericana. A pesar de no tener una formación militar, Bolívar aportó inmensamente al proyecto de liberación de las colonias españolas en América, particularmente de Venezuela, Colombia, Bolivia, Ecuador, Panamá y Perú. Además, fortaleció el pensamiento integracionista latinoamericano mediante sus discursos y escritos, que aún sobreviven hoy en día.

De orígenes familiares aristocráticos, Simón Bolívar nació la noche del 24 de julio de 1783 en Caracas, Venezuela. Educado bajo la tutela de Simón Rodríguez, uno de los pensadores venezolanos más avanzados de la época, Bolívar viajó por Europa junto con su maestro y se decidió a luchar por la independencia de América Latina. El 15 de agosto de 1805, declaró sobre el Monte Sacro, en Roma: “Juro delante de usted; juro por el Dios de mis padres; juro por ellos; juro por mi honor; y juro por mi patria; que no daré descanso a mi brazo, ni reposo a mi alma, hasta que haya roto las cadenas que nos oprimen por voluntad del poder español.”

En 1810, se unió a la lucha independentista que estalló en Venezuela a causa de la ocupación francesa de la metrópoli española. El levantamiento fue derrotado, pero encendió la chispa de la independencia por todo el continente. Bolívar huyó del país en 1812, año en que escribió el Manifiesto de Cartagena. En éste, Bolívar criticó fuertemente los fracasos del primer levantamiento y llamó nuevamente a la rebelión.

Tras recibir la ayuda de Nueva Granada, Bolívar comenzó en 1813 la Campaña Admirable, uno de sus esfuerzos militares más destacados. El Cabildo de Mérida lo nombró El Libertador por primera vez, luego de que tomó esta ciudad rápidamente. Bolívar fue ganando terreno contra las llamadas tropas realistas, que estaban al servicio de España. El 6 de agosto de 1813, El Libertador entró victoriosamente a Caracas, dando inicio a la Segunda República de Venezuela.

Sin embargo, la reacción realista, encabezada por el cruel Capitán José Tomás Boves, se decidió otra vez a aplastar los anhelos independentistas de Venezuela. En 1814, logró expulsar del país a Bolívar, quien terminó exiliándose en Jamaica. Allí formuló claramente su visión de integración internacionalista para los pueblos latinoamericanos. Como lo describió en su famosa Carta de Jamaica:

“Es una idea grandiosa pretender formar de todo el mundo nuevo una sola nación con un solo vínculo que ligue sus partes entre sí y con el todo. Ya que tiene un origen, una lengua, unas costumbres y una religión, debería por consiguiente tener un solo gobierno que confederase los diferentes Estados que hayan de formarse; mas no es posible porque climas remotos, situaciones diversas, intereses opuestos, caracteres desemejantes, dividen a la América.”

Bolívar partió de Jamaica para Haití el 19 de diciembre de 1815. Por ser la primera república del mundo en emanciparse de la esclavitud al conquistar su independencia, El Libertador consideró que Haití era el país ideal del cual obtener apoyo a la causa independentista venezolana. Efectivamente, el 23 de marzo de 1816, con la ayuda haitiana, lanzó la Expedición de Los Cayos hacia la isla de Margarita. Desde ahí emprendería sus nuevas campañas militares que conducirían al triunfo definitivo de la Tercera República de Venezuela.

Luego de la victoria venezolana, Bolívar cruzó los Andes para liberar al Virreinato de Nueva Granada, actualmente Colombia. Posteriormente en el Congreso de Angostura en 1819, se proclamó una Constitución que unificó a lo que hoy son Venezuela, Colombia, Ecuador y Panamá en la Gran Colombia, consolidando el sueño de Bolívar. El Libertador continuó su labor emancipadora contra las fuerzas de la reacción conservadora, y procedió a reunirse con José de San Martín en Guayaquil, el 26 de julio de 1822.

San Martín fue otro gran líder que independizó a Chile y Argentina, y Bolívar se reunió con él para elaborar un plan común para la liberación de Perú. Pero San Martín tenía inclinaciones monárquicas que chocaban con la concepción federalista de Bolívar, lo cual impidió que los dos se pusieran de acuerdo. Poco después San Martín se marchó a Europa, mientras que Bolívar pudo liderar la insurrección peruana, obteniendo la victoria final el 9 de diciembre de 1824 en la batalla de Ayacucho. El año siguiente derrotó los últimos focos realistas en el Alto Perú, hoy en día Bolivia, erradicando así toda presencia española en Sudamérica.

Sin embargo, los logros militares fueron pronto opacados por las intrigas políticas. Bolívar tuvo que enfrentarse a los intereses de las oligarquías criollas en numerosas ocasiones, pues éstas no favorecían sus intenciones de justicia para todos los pueblos de los países recién liberados por él. Ya en la Carta de Jamaica, a pesar de sus raíces aristocráticas, Bolívar mostraba firmemente su posición antiesclavista y democrática:

“El Perú, por el contrario, encierra dos elementos enemigos de todo régimen justo y liberal: oro y esclavos. El primero lo corrompe todo; el segundo está corrompido por sí mismo. El alma de un siervo rara vez alcanza a apreciar la sana libertad; se enfurece en los tumultos, o se humilla en las cadenas. Aunque estas reglas serían aplicables a toda la América, creo que con más justicia las merece Lima por los conceptos que he expuesto y por la cooperación que ha prestado a sus señores contra sus propios hermanos, los ilustres hijos de Quito, Chile y Buenos Aires. Es constante que el que aspira a obtener la libertad, a lo menos lo intenta. Supongo que en Lima no tolerarán los ricos la democracia, ni los esclavos y pardos libertos la aristocracia; los primeros preferirán la tiranía de uno solo, por no padecer las persecuciones tumultarias y por establecer un orden siquiera pacífico. Mucho hará si concibe recordar su independencia.”

Las ambiciones de las élites parasitarias y los conflictos fratricidas terminaron desgarrando a la Gran Colombia por completo. Bolívar, ahora despreciado, intentó huir hacia Europa a pasar sus últimos días. El 17 de diciembre de 1830 murió miserablemente en Santa Marta, Colombia aquel que había sido aclamado como El Libertador, antes de poder escaparse de un país que él mismo había liberado.

La vigencia del pensamiento bolivariano para los pueblos de América Latina sólo se ha reforzado con el paso del tiempo. El ejemplo de ese gran visionario recordado eternamente como El Libertador nos continúa impulsando hacia la emancipación definitiva de nuestra Patria Grande. Aún viviendo en su época, a comienzos del siglo XIX, Simón Bolívar pudo prever la resistencia que tendrían que emprender los pueblos de América Latina, apenas liberados del yugo español, contra las nefastas maquinaciones imperialistas de los Estados Unidos de Norteamérica.

“Los Estados Unidos parecen destinados por la Providencia para plagar la América de miseria a nombre de la libertad,” sentenció El Libertador.

Fuentes:

-http://www.biografiasyvidas.com/biografia/b/bolivar.htm

-Simón Bolívar, Manuel Lucena Salmoral

-http://www.juventudrebelde.cu/internacionales/2007-03-10/vision-de-simon-bolivar-sobre-estados-unidos-/

-http://www.patriagrande.net/venezuela/simon.bolivar/index.html

4 Respuestas a “Celebran Natalicio del Libertador Simón Bolívar

  1. hey k bueno k pongan esos dataos en la pagina para k uno conosca la historia latino americana

  2. Berenice Pacheco S.

    SI! Definitivamente la historia de nuestros pueblos valiente y en lucha no es la más conocida. Por eso, debe ser nuestra tarea ir tras la huella de esas historias que nos continúan evidenciando que otro mundo es posible, deseable, necesario….

  3. Y que se ha luchado desde hace tiempo por ese otro mundo! No es nuevo, ni terminara hasta que no termine la injusticia. Se renuevan las formas para que termine la injusticia.
    Me fue interesante llevarle la edad a Bolivar en cada una de los momentos libertando y planteando libertad. Desde muy joven esta bastante claro de su compromiso.

  4. Así es, El Libertador murió apenas a los 47 años de edad, lo cual significa que en su juventud ya estaba luchando por la libertad de los pueblos lationamericanos. ¡Para que vean que la juventud sí ha protagonizado y seguirá protagonizando las luchas de todos los pueblos del mundo!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s