La crisis es la norma capitalista

capitalismo-globalizacion

Nos venden la actual crisis financiera como el resultado de la “avaricia extrema” de los banqueros de Wall Street de Nueva York. Nos la venden como una crisis extraordinaria que todo el mundo está pasando igual. Esto lo dicen para que puedan tomar medidas extraordinarias que en “tiempos normales” el pueblo no permitirían, como el caso del gobierno dominicano que propone saquear los fondos de las pensiones: http://www.hoy.com.do/el-pais/2008/12/12/258936/Algunos-son-escepticos-con-el-uso-fondo-de-pensiones-para-viviendas

Sin embargo, la crisis en el sistema capitalista no es un fenómeno extraordinario o poco común. En el capitalismo, la crisis de las mayorías es la norma. El capitalismo genera crisis y se reinventa a partir de su crisis. Es por esto que nos parece relevante ver la actual situación desde una perspectiva histórica.

Frederich Engels, escribiendo en el año 1877, describe el siguiente panorama:

“Desde 1825, año en que estalla la primera crisis general, no pasan diez años seguidos sin que todo el mundo industrial y comercial, la producción y el intercambio de todos los pueblos civilizados y de su séquito de países más o menos bárbaros, se salga de quicio.”

democracia-bush“El comercio se paraliza, los mercados están sobresaturados de mercancías, los productos se estancan en los almacenes abarrotados, sin encontrar salida; el dinero contante se hace invisible; el crédito desaparece; las fábricas paran; las masas obreras carecen de medios de vida precisamente por haberlos producido en exceso, las bancarrotas y las liquidaciones se suceden unas a otras.

El estancamiento dura años enteros, las fuerzas productivas y los productos se derrochan y destruyen en masa, hasta que, por fin, las masas de mercancías acumuladas, más o menos depreciadas, encuentran salida, y la producción y el cambio van reanimándose poco a poco. Paulatinamente, la marcha se acelera, el paso de andadura se convierte en trote, el trote industrial, en galope y, por último, en carrera desenfrenada, en un steeple-chase [*] de la industria, el comercio, el crédito y la especulación, para terminar finalmente, después de los saltos más arriesgados, en la fosa de un crac. Y así, una vez y otra.

Cinco veces se ha venido repitiendo la misma historia desde el año 1825, y en estos momentos (1877) estamos viviéndola por sexta vez. Y el carácter de estas crisis es tan nítido y tan acusado, que Fourier las abarcaba todas cuando describía la primera, diciendo que era una crise pléthorique, una crisis nacida de la superabundancia.”

Fragmento de
“Del socialismo utópico al socialismo científico”, de Engels.
pp. 149-150.

http://www.ucm.es/info/bas/es/marx-eng/80dsusc/3.htm
http://www.ucm.es/info/bas/es/marx-eng/80dsusc/index.htm#indice

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s