En solidaridad con campesinos y campesinas de Los Haitises

En SOLIDARIDAD CON CAMPESINOS Y CAMPESINAS DE  los Haitises

 

“Puede que no seamos familia,

 pero si usted es capaz de temblar de indignación

 frente a la injusticia, donde quiera que ocurra,

entonces somos compañeros,

que es mucho más importante.”.

Ernesto Guevara de la Serna

 

 

Nos solidarizamos con la lucha de los campesinos y campesinas organizadas, verdaderos defensores y defensoras de la riqueza natural, y patrimonio nacional, del Parque Nacional Los Haitises, quienes están siendo sometidos a una campaña de difamación dirigida por el actual secretario de medio ambiente, el señor Jaime David Fernández Mirabal.

 

Esta campaña sucia, es un engaño con el que se busca pintar a los campesinos y campesinas de la zona como gente irresponsable, como depredadores, y como delincuentes, buscando que el resto del país apoye los abusos y la violencia a los que son sometidos y sometidas por el Estado Dominicano. Agentes uniformados han sido enviados por el Secretario de Medio Ambiente a reprimir las organizaciones campesinas y sus líderes, en un acto que viola la constitución, en lugar de ocuparse de hacer cumplir la ley.

 

Al mismo tiempo, el Estado busca distraer la atención de las verdaderas amenazas que asechan a Los Haitises, en especial, la intención de instalar una mina para la producción de cemento en pleno corazón del Parque. El Estado está permitiendo todas las acciones llevadas a cabo por la compañía Consorcio Minero Dominicano, vinculada a la multinacional CEMEX, para instalar una mina para la extracción diaria de seis mil (6,000) metros cúbicos de piedra caliza y minerales industriales, en pleno corazón del Parque Nacional Los Haitises, específicamente en comunidades tales como La Osúa, La Cabirma y otras.

  

 

TRES MENTIRAS DE JAIME DAVID SOBRE EL CONFLICTO EN LOS HAITISES

 

1) ES MENTIRA que los campesinos organizados son invasores u ocupantes ilegales.


LA VERDAD es que miles de familias campesinas tienen casi cien años viviendo en esta región. Ante esta situación, en el año 1992, el presidente Balaguer, mediante el decreto 192-92, ordena el desalojo de las y los pobladores del Parque Nacional Los Haitises, con el compromiso de justa compensación por parte del Estado Dominicano.  Ni siquiera Balaguer pudo negar la legítima presencia de estas comunidades campesinas de la zona.

 

Además, en su primer gobierno, el presidente Leonel Fernández Reyna mediante  el decreto 453-98 redefine los límites del Parque Los Haitises y sus zonas de amortiguamiento, dejando una amplia franja que puede ser aprovechada para agricultura sostenible.  

 

2)  ES MENTIRA que a los campesinos organizados se han entregado las tierras, las casas y el dinero de la compensación a la que se ha comprometido el Estado Dominicano.

 

LA VERDAD es que de las 4,624 familias censadas, solo a 788 le fueron asignadas viviendas, han sido asignada 2,002  parcelas, pero además de las casas la tierra que faltan por entregar, a las familias campesinas aún les adeudan más 150 millones de pesos, solo por compensación por frutos perennes, sin incluir la gigantesca estafa a los no censados, que son cientos en toda la región. Este monto tampoco incluye las enormes reducciones que arbitrariamente se hicieron a los montos del censo original de 1992 ni a los excluídos del mismo.

 

3) ES MENTIRA que los campesinos organizados son gente sin criterio y depredadores del medio ambiente.

 

LA VERDAD es que a partir del decreto 453-98, el territorio del Parque Nacional cubre alrrededor de 1000km2, mientras que un área similar conforma su zona de amortiguamiento. En ninguno de los casos se han demarcado apropiadamente los linderos. Además aún cuando se ha planteado la necesidad de por lo menos 50 guardaparques, hoy día solo se cuenta con 20. Siendo importante señalar, que muchos de ellos provienen precisamente de estas comunidades campesinas. Además, desde el año 2000, miles de personas han participado de los Programas de Educación Movimiento de Campesinos Trabajadores de las Comunidades Unidad MCCU-INFOTEP, diseñado por esta organización campesina para la preservación de los recursos ambientales. 

 

Así, en numerosas ocasiones las organizaciones campesinas, junto a otras instituciones nacionales e internacionales, han presentado propuestas viables para la preservación del Parque y el aprovechamiento sostenible de las zonas de amortiguamiento, con miras a una solución digna y pacífica del conflicto. La gran mayoría de estas propuestas han sido ignoradas por el Estado, que recientemente, dando muestras de una arrogancia vergonzosa, ha elegido la vía de la violencia sin sentido.

 

LOS CAMPESINOS Y CAMPESINAS ORGANIZADOS EN LOS HAITISES DEMANDAN:

 

Primero: que se desmilitarice de inmediato el conflicto y se detenga la persecusión política a la que están siendo sometidos los dirigentes campesinos y comunitarios.

 

Segundo: que se cumpla el acuerdo que ha asumido el Estado Dominicano en sendos decretos, por la gente, por el Parque y por el País

 

Tercero:  que se respete la ley de Parques y se evite la instalación en el corazón del Parque del Consorcio Minero Dominicano.

 

Cuarto: que se tomen en cuenta las propuestas de producción ecológicamente sustentable contenidas en el estudio “Plan de uso y gestión del Parque Nacional Los Haitises”, realizado sobre la zona  por la Agencia Española de Cooperación Internacional AECI.

 

Quinto: que se llegue a un acuerdo entre las organizaciones de la zona como el MCCU, las Iglesias, el Estado, la Academia de Ciencias y las universidades para el uso y gestión de la amplia zona de amortiguamiento bajo la modalidad del co-manejo, en beneficio del desarrollo sostenible de las comunidades periféricas y del Parque.

 

¡Rompamos el silencio, las cadenas de la manipulación y la ignorancia!

¡Sólo el pueblo organizado salva al pueblo!

¡Solidaridad y justicia para los Haitises y su gente!

 

 

JUSTICIA GLOBAL

17 de diciembre 2008

 

 


 

2 Respuestas a “En solidaridad con campesinos y campesinas de Los Haitises

  1. Muchas personas me han escrito alarmadas con esta declaración. Me han dicho “pero si lo he visto con mis propios ojos, los campesinos están depredando esta zona y deben ser sacados”.

    Escribo estas reflexiones porque me preocupa que nos continúemos quedando con las respuestas más fáciles a problemas muy complejos. Este sistema social, que es injusto, desigual y des-humano, ha ganado mucha fuerza construyendo en nosotras y nosotros las respuestas más fáciles.

    No es nada casual que siempre pensemos que los grupos sociales históricamente excluídos, marginados, dominados y violentados son los culpables y causantes de los problemas sociales. No, no es nada casual.

    ¿Por qué no nos detenemos a pensar en las causas y consecuencias de la privatización? ¿por qué no hablamos de las acciones del gobierno de represión a las organizaciones de esa zona? ¿por qué nos nos avalanchamos con igual fuerza y firmeza ante las acciones del Consorcio Minero Dominicano, a quien el Estado Dominicano “en su siempre presente generosidad” está permitiendo extraer unos 6mil metros cubicos diarios de minerales industriales?

    La invitación es a abrir los ojos y atravernos a buscar nuevas respuestas… porque las que se han dado hasta ahora sólo han permitido la regeneración de una sociedad vergonzosa.

    Berenice Pacheco
    Justicia Global

  2. La naturaleza pristina tal como la conocemos solo existe en nuestras mentes. El bosque es una construcción social, así como todo lo que se enmarca con los humanos. La situación de los Haitises es muy compleja como todo lo que tiene que ver con Ecologia política. Si bien hay que manejar el bosque y los escosistemas de tal manera que no dañemos su cadenas de vida, tambien es cierto que tenemos que producir comida y saber donde la producimos. Como es una cuestión de política, me gustaria preguntar si acaso no hay tierras en este país para sembrarla y producir comida, ya que estamos en un grave problema alimentario?, pues si hay pero el 2 % de la poblacion esta ocupando via los latifundios esas tierras y los/as campesinos tienen mucho tiempo refuigados en zonas muchas veces no apta para la siembra o adaptadas para un tipo de cultivo. Como ve el problema es complejo hay tierra, pero la tienen unos pocos que no la siembra o la sembraran de Jatrofa para los agrocombustible. Amigo Stephen Brauning. Sería bueno que ellos fueran ubicados en esas tierras para sembrarlas y que se le diera las condiciones para ello, pero eso requiere de politicas públicas que realmente enfrenten la oligarquia dominicana que es muy poderosas y mantiene los estandares del poder vigente. Tambien es importante resaltar que ellos piden permutas y tierras. Los campesinos y campesinas de los Haitises no quieren quedarse destruyendo el parques ni eses es su propósito es un problema de no tener a donde ir y de que vivir.

    Lo que se plantea es el pago de las compensaciones, la entrega de tierras y en la zona de amortiguamiento un plan que permita producir sin dañar el medio ambiente, eso se ha discutido mucho durante años, pero la política del Estado no se enfrenta a tales dilemas de afectar a los poderosos y prefiere tirar a los /as productores más pobre a mayor pobreza y la muerte. Asi que las medidas tomadas por el actual incubente de medio ambiente son arbitrarias y una cuchara más de las falsa medicina para resolver el problema. El problema de los Haitises tiene facil solucion hay tierra y tenemos hasta la leyes que prohiben el latifundio desde el 1962, pero como sabra amigo esto no se cumple por intereses de la oligarquia de República Dominicana.

    La alternativa frente a este dilema siempre ha sido sino se le da tierra a los campesinos/as entonces diseñar medidas para manejar un tipo de agricultura que no dañe y que pueda preservar el núcleo del parque y que estos mismos campesinos puedan trabajar en actividades no agrícola dentro del parque. De ahí que tomar medidas de comanejo es la clave y no la expulsión de los /as productores pobres. Tampoco para eso se requiere de mucho dinero, solo que el Estado tiene reducido el gastos social y con ellos el presupuesto para la Secretaria de Medio Ambiente. No es humano ni ambientamente sostenible las medidas que se están tomando con los Haitises.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s