Revolución Cotidiana: Gran puesta en circulación

Con alegría Justicia Global anuncia la inminente puesta en circulación del libro Revolución Cotidiana: Espiritualidad y Política, de la autoría de Ángel Pichardo Almonte, fundador y coordinador general de Justicia Global.

Junto con sus compañeras y compañeros, el autor presentará el libro el domingo 6 de diciembre a las 10 de la mañana en la Sala Manuel del Cabral de la Biblioteca Pedro Mir de la Universidad Autónoma de Santo Domingo.

Escribe Ingrid Luciano Sánchez en la introducción del libro:

“Revolución Cotidiana aporta una concepción de la revolución con una mirada integral a todos los aspectos de la vida. Ángel Pichardo Almonte llama a ir más allá de definiciones de la revolución que sólo toman en cuenta las transformaciones en las relaciones de producción y en quiénes controlan las instituciones del Estado. Plantea que además de los cambios económicos e institucionales, una revolución también debe tomar en cuenta transformaciones en las relaciones cotidianas que establecemos los seres humanos.”

¡Te invitamos!

10 Respuestas a “Revolución Cotidiana: Gran puesta en circulación

  1. ¡Que día mas hermoso! ¡Nos vemos allá!

  2. Interesantísima propuesta. ¿Hay alguna conferencia próximamente que uno pueda escuchar y profundizar sobre estos temas? ¿Dónde se pueda discutir y hacer preguntas?

  3. veo que han pospuesto la puesta en circulacion… voy a tener k seguir aguantandome las inquietudes!! K MALOS SOOON!

  4. bueno no sé tu Yaneris pero para mi ya este libro esta en la calle. !mi profesora en intec ya me puso una tarea con este libro!

    y lo bueno que nos la pasamos discutiendo… y mira no soy uno que realmente disfrute la universidad como digamos

  5. Si asi como ustedes escriben esta el libro, ya yo quiero el mioooooo!!!!

  6. Revolución Cotidiana: Espiritualidad y Política es un fascinante aporte al movimiento revolucionario en República Dominicana y todos los lugares del mundo donde haya injusticia que deba ser transformada en igualdad y solidaridad para todos y todas.

    Es un llamado a reconocer y asumir el potencial creativo y transformador que tenemos los seres humanos cuando adquirimos conciencia de la realidad material que nos rodea y el poder que tenemos de convertirla en una realidad digna y justa para todos los seres que viven en ella. RC nos demuestra que un pueblo organizado es una fuerza muchísimo más poderosa que este sistema injusto en el que vivimos.

    Nos invita a cuestionar las ideas que nos quieren hacer creer de que los seres humanos somos egoístas y los hombres son violentos por naturaleza, de que la política no es más que clientelismo, de que solamente los “expertos” pueden opinar sobre temas importantes, entre muchas otras cosas.

    ¡Así que celebremos la puesta en circulación de RC con mucha alegría, y creemos espacios de discusión y profundización de sus ideas para así compartir sus planteamientos con toda persona que podamos!

  7. He estado leyendo… vi la introducción y el primer capítulo. cuánta belleza! no es por darles envidia…, pues de verdad creo que todo el mundo debería leer ese libro. y lo que me gusta es que creo que todo el mundo podría leerlo, porque se entiende clarito y habla de conceptos bastante complejos y profundos. después de leer ese primer capítulo siento como que los seres humanos somos capaces de tantas cosas: tanto de la maldad como de la bondad. Pero cuántas ganas de hacer el bien me quedan.
    gracias

  8. Fantastico! Que felicidad estos momentos en que disfrutamos de un trabajo verdaderamente colectivo donde todos y todas partcipamos con las ideas que desde nosotros mismo salen. La organizacion me ha enseñado resistir hasta vencer, pues asi lo estoy haciendo, la puesta en circulacion es algo que no me puedo perder. Adelante y como saben, mi apoyo siempre.

  9. bbqsocial no te respondieron.. es bueno que estes en la puesta en circulacion pues ademas de concierto, teatro y fiesta =) se estara presentando el libro y podremos hablar de espacios para conversarle, estudiarle, conocerle. E importante lo tendras en tus manos.

  10. Feliz Año Nuevo a los artesanos de utopías, cuyas manos callosas desentierran girasoles de los pantanos de la ambigüedad; a las mujeres buscadoras de afectos recónditos, divas milagrosas del bien-amar gratuito;
    a los niños sobrevivientes en los corazones de todas las edades;
    y a los guardianes de silencios meditativos.

    Feliz Año Nuevo a los magos de la delicadeza y a los que
    tejen lazos de cintas con las líneas del tiempo; a los
    auscultadores del rumor de ángeles y a los portadores de
    altivez luminosa montados en caballos de fuego.

    Feliz Año Nuevo a los peregrinos de caminos desprovistos
    de oscuridad; a los buscadores de conchas en las playas
    solariegas de la saciedad ética; a los desatadores de
    nosotros en los pliegues del espíritu; a los heraldos de
    buenas nuevas y a los espantadores del infortunio.

    Feliz Año Nuevo a quien se asoma a la ventana del alma
    para contemplar su propio amanecer; a los navegantes cuyas
    velas se mueven gracias al soplo del
    Espíritu; a los sembradores de horizontes translúcidos;
    a las bordadoras de ternura en el suelo pedregoso de
    nuestras desventuras.

    Feliz Año Nuevo a los acampados en el vasto territorio de
    la insensatez, rehenes de egos inflados; a los acróbatas de
    extravagantes conjeturas, esclavos de sus altisonantes
    ilusiones; a los autores de la incongruencia cívica,
    inveterados jugadores del escarnio.

    Feliz Año Nuevo a los corazones seducidos por el toque del
    amor divino; a los voluntarios de la generosidad,
    indicadores de caminos en las vías laberínticas de
    nuestros desaciertos; a los profetas inflexibles a la
    embriaguez de la rutina, intrépidos cultivadores de la
    esperanza.

    Feliz Año Nuevo a los confiteros de dulces anuncios entre
    tantas desilusiones; a los artistas de la sobriedad, ajenos
    a las luces llamativas de la hipocresía; a los orfebres de
    la belleza preñada de densidad subjetiva; a los maestros de
    la sabiduría impelidos
    por la brisa suave impregnada de sabor a miel.

    Feliz Año Nuevo a los filósofos desalfabetizados de
    erudición, atentos a los vuelos de la inteligencia para
    trascender la razón; a los adeptos a la mística vacía de
    imágenes y palabras; a los gitanos de Dios cuyos pasos
    recorren las sendas mistéricas de la amorosidad inefable.

    Feliz Año Nuevo a quien se niega a proferir el discurso
    ácido de la designificación del otro; a los habitantes de
    aldeas líricas, en cuyo amanecer suenan cantos compasivos;
    a los eremitas del desconsuelo, alimentados por el Verbo que
    se hace carne; a los hábiles alpinistas de la imaginación,
    en cuyas artes la vida se transmuta en alegorías.

    Feliz Año Nuevo a los cazadores de confidencias, atentos a
    los detalles de la gentileza; a los orfebres de la
    elegancia, cuyas palabras exhalan fragancias perfumadas; a
    los centinelas del asombro, agraciados por el don de
    identificar la vida como milagro; a los
    artífices de la fantasía, transustanciadores de nuestras
    emociones más telúricas.

    Feliz Año Nuevo a quien calla los despropósitos ajenos,
    incapaz de transformar la propia lengua en piedra de
    tropiezo; a los navegantes de devaneos románticos,
    embriagados de poesía; y a los arquitectos del futuro,
    dedicados al proyecto de la ceremonia nupcial de la libertad
    con la justicia.

    Feliz Año Nuevo a los artistas de la insensatez capaces de
    imprimir a la vida carácter lúdico; a los aplicados
    caballeros de la filosofía de la risa, de los cuales emana
    el júbilo de vivir; y a los acongojados encendedores de
    luminarias, discípulos indignados de Diógenes.

    Feliz Año Nuevo a quien trasiega a despecho de los
    pusilánimes, entregado a la osadía de reinventar la
    existencia después de cada fracaso; y al guardia del farol
    en pleno mar revuelto, cuyo haz de luz abre vías doradas en
    la superficie de las aguas; y a las mujeres de corazones
    acunados por la preferencia de Cupido.

    Feliz Año Nuevo a los ojos vigilantes al ocaso ambiental,
    en los que las lágrimas serán resecadas por el hollín de
    chimeneas lucrativas; a los desenjauladores de pájaros,
    intrépidos pilotos de vuelos alucinados; y a los
    serviciales de la gratitud, militantes del altruismo
    compasivo.

    Feliz Año Nuevo a quien tuvo un año infeliz, herido por
    dolores y lágrimas, empantanado por desesperanzas y sendas
    oscuras: Dios quiera que ahora pueda rescatar lo mejor de
    sí, religarse al Trascendente y hacer del amor la razón de
    su renacer a la vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s