Frente a ley anti-inmigrante en Arizona, Estados Unidos, develan intereses tras limitar migraciones

El pasado mes de abril, pocos días antes de celebrar el 1ro de Mayo, Día internacional de los trabajadores y las trabajadoras, en el estado de Arizona de Estados Unidos, la gobernadora Jan Brewer ratificó la ley SB-1070, lo que ha sido calificada la ley anti-inmigrante más dura de todos los tiempos.

La ley SB-1070 incentiva que los oficiales policiales detengan a personas que “sospechan” -por sus rasgos latinos o indígenas- puedan estar en Estados Unidos sin documentos. Además, la ley criminaliza a toda persona que interactúe con personas indocumentadas.

Lo absurdo de esta ley se pone de manifiesto cuando se revela que lo que ahora es Arizona, es la tierra ancestral de 2 civilizaciones indígenas, la Hohokam y la Anasazi. Personas cuyos ancestros tienen un milenio viviendo y desarrollándose en una región, ahora pueden ser detenidas y encarceladas sólo por parecer latinas o indígenas.

Protestas se han levantado en contra de la ley anti-inmigrante, movilizadas tanto por la comunidad hispana en Arizona como por organizaciones dentro de los Estados Unidos y a nivel internacional.

Se ha llamado a boicotear las empresas con sede en Arizona, tales como: la aerolínea US Airways, las cadenas hoteleras Best Western y Ramada, el jabón Dial, el autobús Greyhound, el equipo de pelota los Diamondbacks, entre otras.

Aunque la ley SB-1070 marca un precedente peligroso para todo Estados Unidos, las políticas anti-inmigrantes no son nuevas ni propias del estado de Arizona. Es común que en toda frontera entre países con desigualdades económicas, a la población inmigrante se le haga la vida imposible.

La condición de “ilegal” en un lugar hace que una persona inmigrante esté en constante peligro de ser detenida y expulsada, y este miedo crea las condiciones idóneas para la explotación y el alto beneficio de los sectores empresariales.

Devela los intereses tras las limitaciones migratorias

Ángel Pichardo Almonte, coordinador general de Justicia Global, expuso sobre las migraciones de los seres humanos en una conferencia pronunciada en diciembre del 2009, para la puesta en circulación de su libro, Revolución Cotidiana: Espiritualidad y Política en Santiago, República Dominicana.

Expresó:

“Si uno va a cualquier lugar del mundo, ve que el tratamiento a las personas migrantes es el mismo, es un tratamiento basado en la discriminación, y sobre todo que se consolida y se fundamenta en el miedo a la persona migrante”.

Hizo la crítica que el ser humano es “la única especie de la especie animal que puede migrar, que ella misma ha generado su limitaciones para impedirse la migración libre de todos los seres humanos”.

Pichardo entonces invitó a develar:

–          ¿de dónde viene eso?,

–          ¿a cuáles intereses sirve que nosotros vivamos en esta lógica del miedo a la persona migrante?

–          y entonces,  ¿en qué lógica nos metemos?

Plantea que “este sistema económico históricamente ha sentenciado que es incapaz de resolver un solo problema de la humanidad. Es un sistema económico, político y social que cada vez se hace más insostenible y se hace más inaguantable”.

Pichardo Almonte planteó que el lugar de nacimiento es un hecho fortuito por tanto no debe ser justificación para la exclusión y maltrato de nuestra propia especie, los seres humanos. “No importa en el lugar que se viva, no importa el lugar de nacimiento […] cómo un acontecimiento fortuito, como un acontecimiento donde nosotros nacimos, se convierte en lo que guía la lógica de destrucción con relación al cómo me relaciono con otras personas por no haber nacido en ese lugar. Entonces se convierte todo eso en esa lógica que aporta a mantenernos desarticulados”.

Afirmó que en este sistema capitalista, “cuando usted recibe el epíteto de ilegal, su presencia en esta tierra se convierte en una presencia subordinada, y al convertirse en una presencia subordinada se convierte en una presencia conservadora. Y entonces vemos que las personas migrantes que viajan en subordinación económica, se pueden convertir entonces en los sectores más conservadores de la sociedad”.

Señaló que “esta lógica de migración bajo subordinación económica le conviene a las elites que se mantenga”.

Pichardo Almonte presentó la siguiente contradicción sobre la promoción del mundo globalizado: “Fíjense como a nosotros nos hablan de globalización, y como entonces nos hablan que somos una aldea global, y nos dicen que estamos intercomunicados. Pero como mientras más se han desarrollado los medios de comunicación y los medios de transporte masivo, cada vez más las fronteras han sido sustituidas por alambre de púa. ¿Qué significa esto? Significa que las mercancías circulan libremente, la globalización neoliberal lo que ha permitido es desmontar un poco el bloqueo para que la mercancía circule, pero acelera y consolida más el bloqueo para impedir la migración libre de los seres humanos”.

Por tanto, entiende que “los sectores revolucionarios debemos tener un posicionamiento distinto y […] desarrollar una cultura distinta, desarrollar un relacionamiento distinto” al que promueve el sistema capitalista a través de la Cultura de Dominación, y planteó la propuesta de desarrollar la Cultura de la Solidaridad.

Pichardo Almonte finalizó su ponencia haciendo los siguientes llamados:

Promover un relacionamiento basado en el amor, basado en el respeto, en la cooperación para construir juntos y juntas desde la alegría que significa luchar y vivir por la justicia. Construir una cultura una sociedad de la solidaridad, que el capitalismo como sistema disociador de la humanidad sea una historia lamentable para nosotros, una historia fatal que debimos pasar para aprender que los seres humanos bajo una lógica egoísta es imposible sostener la vida, la sociedad, la especie y de otras especies que también dependen de nosotros y nosotras.

A que podamos fluir, el llamado es a que abramos los ojos, a que podamos decir cómo me estoy relacionando cada día con las distintas personas, cómo me estoy identificando, cómo mis acciones promueven y sirven a unas elites económicas que ni me conocen ni yo le importo. Sin embargo, yo ahora les sirvo a ellos como si fuéramos iguales, y cómo entonces dejar nosotros como sectores revolucionarios muchas veces responder a la lógica e ideología burguesa y construir nosotros nuestra propia ideología, una ideología basada en la colectivización de los bienes, una ideología que trascienda la propiedad privada de los medios de producción, una sociedad entonces que se base en un relacionamiento distinto donde nos podamos respetar, donde podamos compartir la inmensa alegría de vivir la presencia en un espacio tiempo consciente y la oportunidad de conocernos y vivir y poder aportar a que otros seres humanos puedan vivir también en la dignidad.

Una respuesta a “Frente a ley anti-inmigrante en Arizona, Estados Unidos, develan intereses tras limitar migraciones

  1. Saludos amigos de JG!

    Hace demasiado tiempo que no nos vemos… sin embargo, Yenny me mantiene algo al tanto!

    Les comparto la siguiente tira “comica” que hice en cuanto a la ley racista de Arizona para un periodico capitalino de Mexico

    http://humoralmargen.blogspot.com/2010/04/arizona-racista.html

    Un abrazo,

    ~J

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s