En Libia: Ni la OTAN, ni Kadafi

¡Oponerse a la intervención militar de la OTAN sin apoyar el régimen despótico de KADAFI!

Narciso Isa Conde
Coordinador Movimiento Caamañista (MC)

El régimen de Kadafi es indefendible por su despotismo, corrupción, concentración de poder personal y cruenta represión.

Es indefendible a pesar de sus méritos iniciales consistentes en la nacionalización del petróleo, la retirada de las bases militares inglesas, el apoyo a procesos revolucionarios y liberadores de América Latina, el Caribe y el mundo, la solidaridad específica con las causas árabes y africanas, y las políticas sociales implementadas.

En verdad ese proceso, conocido como la “revolución verde”, degeneró en un poder personal aberrante, plagado de nepotismo, privilegios tribales y culto a la personalidad.

Incluso  el anti-imperialismo desplegado por Kadafi se esfumó al pactar años atrás con EEUU y la Unión Europea, abandonando su radicalidad y reconciliándose  con las grandes potencias capitalistas en detrimento  de la solidaridad con la causa árabe-palestinas, estrechando además vínculos económicos y políticos con Italia.

Al paso de los años el régimen de Kadafi concitó mucho descontento interno, sobre todo en las tribus discriminadas y en los sectores democráticos de la sociedad Libia; descontento estimulado por los efectos de los levantamientos populares escenificados recientemente en Túnez, Egipto, Yemen y otros países del Medio Oriente; esto independientemente y en mayor medida que la infiltración y los planes desestabilizadores -siempre presentes- de Israel EEUU y  otras potencias imperialistas.

En ese contexto es absolutamente inaceptable la intervención militar de EEUU y la OTAN, que persigue aprovechar la crisis y la masacre desatada por el agonizante régimen Livio para apoderarse del petróleo y los minerales estratégicos de ese país y compensar desde el punto de vista geoestratégico las derrotas de sus dictadores aliados Ben Alí(Túnez) y Mubarak(Egipto).

Además, ni EEUU ni la UE -responsables de grandes genocidios recientes en África, la ex-Yugoslavia, Irak y Afganistán- tienen calidad alguna para esgrimir el pretexto de la represión y el despotismo  para intervenir.

Es al pueblo Libio que le toca definir su destino hacia la democracia y la justicia social con auto-determinación, sin la intervención funesta como de esas potencias imperialistas.

27 de febrero 2011, Santo Domingo, RD.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s