Los Medios de Comunicación Masiva en la Cultura de la Dominación sí tienen agenda. (Introducción)

Por Nguyen P. Romero Almonte, Justicia Global

El acceso a consumir los medios de comunicación masiva cada vez es más amplio. Se elogia que es parte de la globalización en la era de la información. Pero, ¿de qué información estamos hablando? y, ¿hasta dónde y a quiénes llegan los medios?.

Como seres humanos, que somos parte de esa vida diversa en la tierra, tenemos muy arraigada la idea de que “el avance del hombre ha sido posible por la capacidad de razonar”. Se plantea que este hito marcó el paso de  la animalidad –salvaje- hacia la civilización –orden-. Y la historia nos relata que implicó la creación de sistemas de comunicación más complejos y diversos.

A esta concepción de progreso me permito señalar 4 elementos como crítica. Primero, es tratado el hombre como el único poseedor del conocimiento   y por tanto el ejecutor del avance de la especie. Segundo, esto está conectado con la negación de la mujer como ser humano poseedora de sabiduría e independiente del hombre, asi mismo niega la participación de la niñez, juventud y envejecientes en este proceso. Tercero, está planteado desde una experiencia que excluye la colectividad y diversidad, así mismo la espiritualidad y las emociones.Y cuarto, con ello tambien niega el rol de la naturaleza, la coloca inferior al ser humano y la convierte en mercancía, por tanto, explotable al antojo del de la lógica capitalista.

A partir de esta crítica, planteo que nuestro poder de transformar los estados de los elementos y las relaciones, aunque nos ha pemitido el goce del desarrollo de potencialidades; estamos en un sistema que opera desde la apropiación y explotación de la vida en todas sus dimensiones y formas.

Actualmente, se están redefiniendo las formas y el lenguaje en la socialización. Se está asumiendo el comportamiento de que  los medios de comunicación sean la vía de comunicación, relegando a un segundo plano la interacción cara a cara aún cuando se esté presente en el mismo espacio. En este sentido, el sujeto más vulnerable al desarrollo de este patrón de comportamiento es la juventud estudiantil y profesional, aunque también se está insertando en el ambiente adulto profesional.

Ante esta situación es importante trascender el qué, es decir la descripción del problema y dar respuesta a ¿porqué sucede, y para qué?, ¿a quien beneficia que estemos desconectados de la realidad inmediata?

Este sistema capitalista de dominación niega la naturaleza humana transformadora colectiva, construyendo encima patrones de relacionamiento individualizantes que utiliza y naturaliza para que como seres humanos terminemos justificando las condiciones de existencia injustas, indignas y excluyentes a la que somos expuestos, todo esto para generar su beneficio y garantizar su permanencia.

En este sentido, los medios de comunicación masiva resultan una instrumento necesario para insertar su lógica dominante. Es por ello, que actualmente  los dueños de los medios es un reducido grupo de élite especializada que   sí tienen conciencia de su rol para mantener el sistema y prestan sus servicios felices, ya que mientras más consumistas pasivos integran; más ganancias generan.

Por tanto, el impacto de los medios de comunicación en la conciencia del pueblo operados desde la cultura de la dominación es alienante – inacción y aceptación pasiva-, que ha llegado a determinar la concepción de que “lo que no sale en los medios no existe” y legitiman qué debes ser, pensar, escuchar, creer, hacer y ponerte,  a su vez cómo debes comportarte y relacionarte, desde el contenido de las programaciones televisivas, radiales, virtuales, y telefónicas, de noticias, películas, música, realities, animaciones infantiles, farándula, cocina, chats, entre otras temáticas. A continuación identifico 22 puntos, que a través de éstas programaciones se promueven, la:

1.    Naturalización de del paradigma de la Cultura de Dominación,

2.    Descontextualización y tergiversación de la realidad,

3.    Fragmentación de la cotidianidad en actividades por rutinas,

4.    Comprensión totalizadora de la existencia desde la mirada pasiva-individual, superior y desartinculada de lo otro,

5.    Socialización en base a la instrucción,

6.    Domesticación del pensamiento,

7.    Coptación del significado de las palabras,

8.    Sujeción del accionar del ser humano a la edificación de roles esteriotipados.

9.    Concepción de la pobreza y riqueza dado por suerte aleatoria,

10. Distorción de valores,

11. Negación y desprecio a la diversidad,

12. Diferenciación homogénea como signo de poder y/o exclusión,

13. Valorización personal y social a partir de la posesión,

14. Creación de cánones de la belleza,

15. Objetivización e invisibilización del cuerpo,

16. Distorción de la sexualidad,

17. Sensación de seguridad a partir del control,

18. Sensación de felicidad a partir del acceso al consumo,

19. Sensación de temor ante lo inesperado y a la diversidad,

20. Ambivalencia en el sentir humano sobre la aceptación de la violencia como entretención y el tratamiento honorable desde la participación en las guerras, 

21. Condena o minimización de la movilización de los pueblos en defensa de la vida digna y libre,

22. Prohibición –censura- de manifestaciones amor.

Nos hemos detenido a preguntarnos y dar respuestas a cuestionantes tales como: ¿qué no se promueve?, ¿por qué no se promueve? Y lo que se promueve, ¿cómo se promueve, para qué?

En este sentido, el manejo de los medios de comunicación en la cultura de    la dominación sí tienen agenda, por tanto el acceso al consumo que tengamos a éstos no es casualidad; es parte de las múltiples estrategias que el sistema utiliza para perpetuarse.

Sin embargo, algo poderoso que tenemos de nuestro lado es que la vida en    su diversidad está en permanente interacción, formación y transformación.  Por consiguiente, es importante tomar conciencia de que en la medida en que permitimos el contacto e interacción humana cercana con la vida en todas sus expresiones estamos aumentando nuestro potencial creador y transformador que se produce con el encuentro. En la medida en que nos permitimos levantar una mirada amplia, crítica y propositiva sobre lo que nos venden como noticia, como música, como belleza, como salud, felicidad, etc…, estamos cambiando hacia colectivizar el curso de la vida, lo que resulta un gran paso de la lógica esclavizante hacia a la lógica emancipatoria.

Mientras más tomamos conciencia y redefinimos lo salvaje, visto desde  el abordaje de la vida como permanente relación entre la opción y el desafío con los sentidos despiertos e interelacionados para actuar en preservación de la vida para beneficio colectivo-; hacemos honor a la rebelión contra ese orden que niega la intuición como el hermoso potencial de visión e interrelación con la realidad que trasciende lo palpable, permitiéndonos tomar desiciones desde  la conciencia para la tranformación.

En ese sentido, planteo que lo que nos ha permitido mantenernos y desarrollanos como especie ha sido y sigue siendo el poder de la experiencia colectiva humana solidaria y articulada, puesta en movimiento en la construcción de conocimiento y creación de las condiciones necesarias para generar mejores formas de vida desde el respeto a la vida.

Es por ello que, hacemos énfasis en el llamado a despertar la conciencia y movilizarnos desde la organización articulada y solidaria de los pueblos, a través de la consigna “Abre los Ojos; apaga la tele”, que ahora a ésta deberíamos agregarle “y (apaga) el BB”.

Apropiémonos de los medios de una manera consciente y cambiémosle la lógica redefiniendo la agenda. Promovamos un ser humano distinto, una cultura de  la solidaridad. Tenemos bastos ejemplos de cómo pueden ser utilizados  los medios de comunicación como herramienta para espacir la verdad y  la  esperanza de un mundo distinto difundiendo lo que hacemos. Entre los más recientes está la movilización estudiantil en contra el aumento de los créditos y negación al diálogo por parte de las autoridades de la Universidad Pública de Puerto Rico, está la movilización por la salud de docentes y asignación del 4% para Educación aqui en la República Dominicana, y las que se están sucitando en Egipto, Libia, entre otros países, contra gobiernos opresores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s