¿Y la educación de niños, niñas y jóvenes inmigrantes?

Por Raquel Ovalle,  Justicia Global
18 de marzo 2011.

Hace unas semanas tuve la oportunidad de ver el documental llamado “Waiting for Superman“ (Esperando por Superman) del director David Guggenheim que también realizó la película “An Inconvinient Truth“ (Una verdad inconveniente). El documental “Esperando por Superman“ muestra la vida de 5 estudiantes que estudian en escuelas públicas en Estados Unidos y realiza una crítica hacia el sistema educativo norteamericano, a partir de entrevistas con maestras y maestros.

Al verlo, no vi mas allá que una crítica al sistema educativo norteamericano. Sin embargo, a partir del Foro de Migraciones y Fronteras realizado el pasado 17 de marzo, tuve otra mirada a ese documental: las historias que cuentan son de estudiantes hijos de migrantes caribeños, asiáticos, europeos. Una de las críticas principales es la imposibilidad que continuar la educación en niveles educativos posteriores, como le llamamos en República Dominicana,  los niveles medio y superior.

Esa realidad no se limita a los Estados Unidos, sino que es una situación común para las personas migrantes en los países a los que van. En esta ocasión, en el marco del Foro de Migraciones y Fronteras, comparto algunas informaciones de manifestaciones de estudiantes migrantes en Estados Unidos y algunas reflexiones sobre esta realidad de la educación de personas migrantes, sobretodo de la realidad con la migración de Haití hacia República Dominicana y de la migración hacia Estados Unidos.

Durante muchos años se suponía que los migrantes eran hombres en edad laboral. La realidad actual es que mujeres y jóvenes representan los grupos que mayormente migran solos. Según el Estado de la Población Mundial (UNFPA, 2006), para el 2006 en el mundo habían 191 millones de migrantes internacionales, que provenían en su mayoría de países vecinos en que vivían en peores condiciones de vida. Se calcula que los jóvenes son un tercio del flujo migratorio general y que de estos, en su mayoría son mujeres, es decir, hablamos de 63 millones de personas.

Para tomar un ejemplo cercano de cómo los niños, niñas y jóvenes migrantes logran estudiar, hablemos de República Dominicana. En el país tenemos tres niveles de educación: la básica (desde 1ro a 8vo), la media (de 1ro. A 4to. bachillerato) y superior (que para este caso podríamos agrupar aquí a la técnica y la educación en las universidades). En el nivel de básica una realidad es que, luego de muchos años de lucha de diversos sectores, se logró que una resolución No. — del Ministerio de Educación permitiera que las niñas y niños entraran a la escuela básica aunque no tuvieran documentos de legalidad. Este es el nivel al que la mayoría de los niños y niñas logran avanzar . Ya para llegar al nivel medio la situación se complica más, pues para llegar a este nivel es necesario pasar las Pruebas Nacionales y contar con documentos para entrar a los liceos. Esto es una dificultad importante pues el nivel educativo al que se llega es al básico (sin que toquemos aquí todas las críticas a la calidad educativa en este nivel).

A este elemento se agrega el hecho de que, como personas migrantes, se busca establecerse en el lugar que sea más conveniente para conseguir trabajo. Esto implica que haya movilidad previa a que se estabilice en un lugar.

En nivel medio se pueden encontrar algunos casos de escuelas que son flexibles y por responsabilidad propia, permiten que niños, niñas y jóvenes se integren a la educación media. Esta no es la regla general, sino excepciones por humanidad.

En el caso de la educación superior, en la actualidad vemos mas estudiantes migrantes en las universidades y en nuestro caso, en universidades como la UASD y O&M se encuentran la mayoría de los estudiantes haitianos pues son de las pocas universidades que no cobran la matrícula en dólares. Aquí la dificultad principal es el costo de la educación para los estudiantes extranjeros que suele ser en dólares, y por igual, la condición repetida de que las personas tengan acta de nacimiento. Otro agravante es que, en algunos países como Estados Unidos, se promueve que los estudiantes migrantes indocumentados que tengan préstamo para estudiar puedan pagarlo si dan servicio militar. Algunos vienen becados o con créditos del Estado al cual deben pagar luego de terminar los estudios, y otros lo asumen por su cuenta propia porque provienen de familias de clase media o alta que pueden asumirlo o jóvenes que trabajan para pagar sus estudios.

Esta situación es una de las demandas principales en los movimientos estudiantes de migrantes como Estudiantes Trabajando por Derechos Iguales, de que se logre pagar las mismas tarifas universitarias que el resto de estudiantes residentes y no los precios que pagan como estudiantes extranjeros, que en algunos casos es hasta el triple.

Al ver este panorama, podemos ver una dinámica que también conviene a los gobiernos pues le garantizan se mantenga un grupo de personas trabajadoras sin posibilidad económica de estudiar y de que sus hijos e hijas solo lleguen hasta un nivel básico de educación, de forma que también les puedan servir en el ejercito de mano de obra barata.

Les dejo con una noticia inspiradora de movilización y demanda de estudiantes de diversos países agrupados en la organización Estudiantes Trabajando por Derechos Iguales, que trabaja en Estados Unidos con los estudiantes de universidades principalmente.

Hasta un próximo día…

¡Por la organización y movilización para la dignidad y justicia!

Imagen de superman como una fictisia, que no depende de los demás sino de nosotros organizarnos y movilizarnos con esas exigencias. Así como los jóvenes a continuación lo hacen.

Inicia marcha de estudiantes migrantes por la dignidad de esa comunidad en Estados Unidos

Corresponsal

Periódico La Jornada

Sábado 2 de enero de 2010, p. 19

Nueva York, 1º de enero. Estudiantes inmigrantes latinoamericanos iniciaron hoy el Camino de los Sueños, una caminata de casi 2 mil 500 kilómetros de Miami a Washington DC por la dignidad de su comunidad con la demanda de una reforma migratoria para finalizar con la separación de familias, las deportaciones y la vida infrahumana en las sombras para más de 12 millones de indocumentados.

“Vamos a caminar para compartir nuestras historias a escala nacional y con el mensaje de poner fin a la separación de las familias y el sufrimiento”, comentó Juan Rodríguez, uno de los participantes, quien llegó desde Colombia a los seis años junto con su familia, en entrevista telefónica con La Jornada desde Miami cuando se preparaba la salida.

“Creo que la gente desea libertad, libertad económica, libertad política, pero ocurre lo contrario aquí: estamos viviendo en las sombras. Con esta caminata estamos anunciando que estamos saliendo de las sombras. Sabemos que corremos un riesgo (ser detenidos y hasta deportados, ya que varios son indocumentados y pasarán por zonas antimigrantes), pero ya no queremos vivir más en el miedo”, afirmó a La Jornada Felipe Matos, otro participante, de 24 años de edad, quien llegó a este país de Brasil hace 10 años.

Los cuatro participantes que se han comprometido a caminar todo el tramo son estudiantes activos en movimientos de defensa de los inmigrantes. Además de Juan y Felipe, Gabriela (Gaby) Pacheco, de Ecuador, y Carlos Roa, originario de Venezuela, caminarán por Florida, Georgia, Carolina del Sur, Carolina del Norte y Virginia para llegar a Washington el primero de mayo, donde esperan sumarse a miles de inmigrantes que realizarán una manifestación, para marcar una fecha que se ha convertido en el día de los inmigrantes por las movilizaciones que se han realizado en años recientes.

A su paso por pueblos y ciudades realizarán foros y reuniones para intercambiar historias y generar solidaridad, mientras otros estudiantes –migrantes, religiosos, sindicalistas, organizadores comunitarios y simpatizantes– se sumarán para acompañar por trechos a los cuatro estudiantes.

Varios de ellos, que enfrentan situaciones difíciles por ser indocumentados, y otros “legales” que tienen a familiares o compañeros en esas circunstancias, originarios de México, Centroamérica y otros países, se han comprometido a acompañarlos en las diferentes etapas del largo viaje.

La iniciativa surgió de la organización Estudiantes Trabajando por Derechos Iguales (Students Working for Equal Rights, SWER) en asociación con la Coalición de Inmigrantes de Florida y agrupaciones nacionales que promueven una reforma migratoria integral.

Esperan gozar de la solidaridad de otros estudiantes y asociaciones de defensa de los inmigrantes de todo Estados Unidos, como también en otros países.

Casi todos comparten la suerte de cientos de miles de egresados de preparatoria que cada año enfrentan la imposibilidad de continuar sus estudios universitarios por su condición migratoria. Muchos llegaron niños y han vivido aquí la mayor parte de sus vidas.

Entre las iniciativas legislativas pendientes está la propuesta Ley Dream, que si fuese aprobada otorgaría legalización condicional a estudiantes a cambio de completar sus carreras universitarias o dos años de servicio militar.

Los cuatro que iniciaron la caminata hoy tienen carreras estudiantiles estelares, y algunos están entre los mejores 20 estudiantes de Florida; otros han ocupado los más altos puestos estudiantiles, pero dicen que todo eso parece valer nada ya que se les impide, junto con millones más, poder proseguir con sus estudios.

“Yo llegué a los seis años con mi familia desde Colombia. Mis padres deseaban llevarme a un lugar seguro y con más oportunidades ya que la situación era peligrosa con 33 por ciento de los secuestros del mundo. Trece dormíamos en una casa de dos recámaras y todos trabajaban duro como limpiadores y vendiendo agua y flores para que yo pudiera estudiar, y estuve entre los primeros cuatro de una generación de 500 en mi clase”, comenta Juan.

“Pero todo eso parece que no importa, ya que en este país sin papeles uno es nada, peor aún, es un criminal. Veías como todos los demás compañeros de mi clase sí iban a las universidades. Me sentí aislado, solo”, afirma.

Juan agrega que “entré en 2007 al movimiento pro migrante. Pero parece que sólo hemos estado en un círculo, repitiendo las mismas acciones y con la misma gente”, señala sobre las presiones a políticos, peticiones, marchas y vigilias que el movimiento ha realizado para lograr un cambio en las leyes migratorias de Estados Unidos.

“Por eso decidimos caminar a Washington para compartir nuestras historias con todos los que encontremos en el camino”, e intentar generar mayor solidaridad y animar acciones a escala nacional.

Felipe llegó de Brasil a los 14 años, y cuenta que todos comparten “la típica historia migrante” con familias entregadas al duro trabajo para que sus hijos tengan un mejor futuro. Pero bajo las leyes actuales, todo eso queda anulado, y con “nuestras muy diversas historias todos tenemos una misión común: sacar a 12 millones de indocumentados de las sombras”. Concluye que “esto no es sólo un asunto migratorio, es un asunto de dignidad humana”.

Añade que también están solicitando la solidaridad internacional. Lo que piden por ahora es que la gente de otros países marchen a las embajadas de Estados Unidos en sus capitales para apoyar esta iniciativa, tomen una foto y la envíen al sitio de Internet que se ha establecido para esta marcha.

El sitio también tendrá información al día sobre la caminata, además de blogs, fotos y hasta videos en vivo, lo cual se puede ver en www.trailofdreams.net. También hay información sobre ésta y otras iniciativas en el sitio de SWER, en http://swer.org/.

Fuente: http://www.jornada.unam.mx/2010/01/02/index.php?section=mundo&article=019n1mun

3 Respuestas a “¿Y la educación de niños, niñas y jóvenes inmigrantes?

  1. yo vi Esperando Por Superman y me parecio q era solo un ataque contra los sindicatos de maestros. en este contexto donde los sindicatos son TAANN atacados por lo que sea, no puede ser que se defienda la educacion publica mostrando lo malo que son los sindicatos. bai bai sindicatos, bai bai derechos de maestros, BAI BAI EDUCACION PUBLICA!

    el comentario de Sra Ovalle es bueno y se que su argumento no va por ahi pero quise opinar sobre la pelicula 🙂

  2. Leonard Pitts, periodista de Miami, hace un muy buen argumento sobre los derechos humanos, con relacion a algunos debates que estan de moda ahora en EEUU. Pitts dice que se estan tratando los casos de los derechos humanos como si fueran sujetos al voto, o sujetos a la opinion de la poblacion. “tal por ciento esta a favor de que los migrantes tengan derecho a la educacion…” por ejemplo.

    Cuando en realidad, son DERECHOS HUMANOS, que no importa si ud esta de acuerdo, son derechos INALIENABLES y son propios de cada persona al nacer.

    Aqui el articulo (en ingles)
    http://www.miamiherald.com/2011/03/22/2129043/gay-marriage-a-right-not-a-poll.html

  3. Debo confesar que a veces al pensar en la realidad de nuestross vecinos haitianos la imagen que llega a la mente no es nada agradable por las barreras que tienen, pero también me pongo a pensar en la realidad dominicana y los problemas con los que lidiamos. A pesar de que nos manejamos en mejores condiciones de vida que ellos, mi pregunta interna es, si los dominicanos que pagan impuestos tienen que cubrir la educación y la salud de los haitianos, pque cada día son y van a ser más los haitianos residentes en RD. Mientras tanto, la capacidad del Estado de proveer servicios de educación y salud, se hace cada vez menor, ya que a la vez que hay que repartirlos entre mas gente, y a pesar de nuestros irresponsables gobiernos, ese es un factor que generalmente no se toma en cuenta a la hora de ver lo que provee o no provee el gobierno o cuando hablamos del salario y no tomamos en cuenta que la mano de obra haitiana reduce el salario real de los dominicanos y la capacidad de proveer derechos inalienables como educación y salud.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s