Se empieza por indignarse, luego rebelarse y actuar colectivamente

Por Raquel Ovalle, Justicia Global

En estos meses, los precios de los combustibles continúan aumentado, y con ello, los precios de los alimentos, de los pasajes, de lo que nos cobran en impuestos cuando consumimos, de los materiales de construcción, de la energía eléctrica dentro de poco tiempo, en general, del costo de la vida.

A propósito de esa realidad, un grupo de jóvenes trabajadores hablábamos de a qué responden estas subidas de precios y cómo estos continuos aumentos también generan en el imaginario social de la gente, un sentimiento de resignación y de imposibilidad de que la situación cambie y de que esa transformación se de por la lucha organizada y en unidad.

En ese sentido, al conversar sobre este tema veíamos dos análisis: uno referido a la relación de los aumentos en el precio del petróleo y la subida en los precios de todos los servicios de la sociedad, y otro análisis referido a cómo romper con la resignación e indiferencia. Esther Vivas, una activista española que aborda el tema de movimientos sociales y consumo solidario, nos habla en el siguiente video sobre cómo los precios del petróleo afectan los precios en los alimentos. Plantea que la revolución en los países de Medio Oriente y del Norte de África uno de los detonantes fue el precios de los alimentos  y los altos costos para adquirir tierras y cultivarlas. Plantea que en el precio de alimentos existe una espiral de especulación pues alrededor de los alimentos se mueven intereses de multinacionales y suplidores que ponen altos precios a las materias primas para venderlas más caro en los mercados que utilizaran sus productos. De esta forma se crea un modelo de agricultura dependiente del petróleo porque la producción masiva de alimentos se hace desde las industrias que utiliza químicos elaborados por petróleo y que los alimentos que llegan a nuestro plato han pasado por otros vendedores que también consumen y utilizan derivados del petróleo.

El segundo análisis nos hacia reflexionar de la necesidad que nuestro trabajo político rompa con la indiferencia ante las situaciones que nos afectan. Para romper con esa indiferencia veíamos como herramientas: el hacer inmersión comunitaria (sumergirnos en las comunidades, hacer vida en ellas, conocer la realidad de la gente, dialogar y convivir para el impulso del trabajo masivo), el informar para agitar (abrir los ojos, conocer a quienes beneficia la situación actual, conocer quienes son los responsables y cómo hacen pagar a los pueblos las crisis que crean en su beneficio), el crear el sentimiento de indignación en la gente, para desde ahí lograr organizarse, rebelarse y actuar colectivamente. Esther Vivas también reflexionaba sobre esto.

Así iniciaba un sábado en la mañana, conversando como jóvenes trabajadores, de temas que nos afectan y que nos afectan como pueblo. Esto me hizo pensar en lo que se nos ha hecho creer de que la juventud está perdida queriendo decir con esto que la juventud ”está entregada a los vicios o malas costumbres”, a esa pregunta surgía en mi la respuesta de: ¿y si le damos otro significado a perdidos?,  esto puede significar que como jóvenes estamos buscando nuevos caminos, que estamos buscando y construyendo otro mundo, que queremos transformar lo que existe, que creemos en un presente y futuro distinto construido en la solidaridad y justicia por nosotros y nosotras mismas… y por eso nos hacen creer que estamos perdidos, perdidos de sus reglas, perdidos de la derecha, perdidos de su control.

A propósito del tema, aquí un video de Esther Vivas sobre los precios de alimentos y otros temas de actualidad. Disfruten estos 8 minutos de análisis y propuesta.

4 Respuestas a “Se empieza por indignarse, luego rebelarse y actuar colectivamente

  1. Hola! Muy interesante el articulo y muy explicativo tambien. El video no sale, como lo puedo conseguir? Me podrian pasar el link?

  2. Me gustan mucho tus reflexiones. Y sobre todo ese nuevo significado a que la “juventud está perdida”… claro… está perdida en este mundo jodido.

    No se ve el video…

  3. Gracias por decirlo! Ahora si creo que se ve el video

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s