Espiritualidad y transformación

En esta semana santa, que muchas personas toman de reflexión y oración, queremos compartir algunas ideas sobre espiritualidad y compromiso social, a partir de  algunos fragmentos de la obra “Revolución Cotidiana: espiritualidad y política” de Ángel Pichardo Almonte.

“Confieso que como revolucionario he tenido que vencer mi rechazo a fomentar la dimensión espiritual, porque erróneamente creía que esto iba a disminuir mi capacidad política.

“Sin embargo, abrirme a la espiritualidad ha potenciado y profundizado mi convicción revolucionaria. Me ha permitido vivir la plenitud del amor en una permanente materialización positiva de mis energías, en los otros seres humanos. (…)

“Muchas personas se han desligado de las organizaciones de izquierda, decepcionadas de cómo las mismas funcionan y se han dedicado a la vida espiritual, como una especie de refugio y retiro del mundo. Entiendo que esta negación de lo político para recurrir a lo espiritual, ocurre en parte por el descuido y carencia de la espiritualidad que hemos tenido en las organizaciones revolucionarias.

“Tenemos que asumir la espiritualidad como una dimensión de los seres humanos a la cual debemos darle importancia, ya que es la dimensión que incluye las emociones, los sentimientos, los valores y las creencias. Anteriormente, todo esto lo pensábamos ajeno al espacio político revolucionario.

“Debemos trascender estas limitaciones y comprender que el problema no es que la gente crea o no en una manifestación especifica de la espiritualidad. Nos toca recuperar la perspectiva de que la espiritualidad amplía nuestra sensibilidad revolucionaria, incluso en detalles como maravillarnos ante un amanecer o ante la belleza de una noche de luna llena; disfrutar la alegría de compartir un paseo con las personas que queremos; fijarnos en los detalles de paisajes y campos, de los cuales muchas veces no nos percatamos por estar inmersos en nuestras rutinas. La espiritualidad también tiene el potencial de profundizar aun más nuestra indignación ante la injusticia y de radicalizar nuestro compromiso transformador.(…)

“Desde los sectores revolucionarios, por mucho tiempo se ha entendido, que lo espiritual funciona como una distracción del proceso de organización y militancia comprometida. Nuestro reto está en visibilizar que si esto sucede es por la manipulación que hacen de la espiritualidad las élites religiosas. Sin embargo, debemos abrirnos a una espiritualidad distinta, que no niegue el compromiso con la transformación social, sino que lo potencie a partir de nuestra capacidad de amar, crear, sentir y conectar lo que hacemos a lo trascendente, todas ellas, características de nuestra espiritualidad como seres humanos“.

!Escúchalo de viva voz!… Especialmente desde el minuto 4, una explicación del autor sobre el vínculo entre espiritualidad y política…

2 Respuestas a “Espiritualidad y transformación

  1. A propósito de este artículo, recuerdo haber leído en Gandhi que la fuerza de su accionar político estaba basada en su gran espiritualidad. Visité el Memorial de Gandhi en Nueva Delhi y ahí, emocionado, respiré esa atmósfera.

  2. si, es usualmente el mundo occidental que separa y fragmenta todos los ambitos… gracias por compartir

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s