Justicia Global participa en Conferencia de Desarollo Justo en Baltimore, Maryland, EEUU (Parte I)

Las organizacones presentes en la Conferencia de Desarrollo Justo llamaron a un desarrollo basado en la dignidad y respeto de los derechos humanos de todas las personas. Fuente: Justicia Global.

Este es el primero de 2 artículos sobre la participación de Justicia Global en la Conferencia de Desarrollo Justo, llevado a cabo del pasado 28 al 30 de octubre en Baltimore, Maryland, EEUU, evento organizado por United Workers -Trabajadores Unidos.
La organización política y social Justicia Global llamó a la colectivización de los medios de producción como base para el desarrollo justo y construcción de una cultura de solidaridad, en su conferencia en Baltimore, Maryland, EEUU el pasado 29 de octubre.

Su participación estuvo dentro del marco de la Conferencia del Desarrollo Justo, organizada por United Workers -Trabajadores Unidos- de Baltimore, del 28 al 30 de octubre. La conferencia fue compuesta de decenas de ponencias y talleres, participando más de 50 organizaciones y 400 personas.

Culminó con una gran marcha exigiendo salarios justos y dignidad para las personas trabajadoras de la zona turística y comercial Inner Harbor, de la ciudad de Baltimore.

Raldy Santos, izq., y Elvia Acosta de la Comisión Económica de Justicia Global presentaron sobre las propuestas de la organización en los ámbitos de desarrollo, en Baltimore el pasado 29 de octubre. Fuente: Justicia Global.

Elvia Acosta y Raldy Santos, de la Comisión Económica de Justicia Global, presentaron el sábado 29 en la última sesión de la tarde, la ponencia  “Colectivizar los Medios de Producción como una base para lograr el desarrollo justo y la igualdad social hacia la Construcción de una Cultura de la Solidaridad”.

Abordaron tres aspectos: el primero, una conceptualización y análisis del Capitalismo y su esencia, la propiedad privada y las relaciones antagónicas y desiguales que existen entre la clases capitalista y trabajadora.

Segundo, el trabajo de la organización con la Asociación de los Convites Campesinos del Ramón y Grupo de Eficiencia Colectiva Comunitaria (GECCO), y tercero, el accionar de Justicia Global en la creación de conciencia sobre los Bienes Colectivos hacia  la construcción de la Cultura de la Solidaridad.

Acosta planteó que “no es cierto que los empresarios son ‘benefactores’ que ayudan a los trabajadores y las trabajadoras dándoles empleos, sino que son éstos quienes necesitan a la clase trabajadora, como creadoras de valor, para seguir generando más ganancias y acumular más capital”.

Raldy Santos de Justicia Global compartió las experiencias de trabajo con la Asociación de Convites Campesinos del Ramón, como un ejemplo de desarrollo basado en la solidaridad, Fuente: Justicia Global.

También, Santos señaló que hay que cuestionar las actuales nociones de desarrollo que buscan vender y alienar a los pueblos. Ambos señalaron que “el desarrollo no es, por un lado, la creación de capacidades individuales, como plantea el  enfoque del economista Amartya Sen”, que hace “naturales” los valores capitalistas de eficiencia, libertad y eficacia, bajo un abanderado de igualdad y equidad, dando por sentado que una persona debe verse como “un individuo/ una individua” que es parte aislada de un colectivo social.

La crítica de ambos apuntó a “que la igualdad y equidad no es lo mismo y que ambas son antagónicas a la eficiencia capitalista”. Continuaron diciendo que “en el capitalismo, eficiencia significa lograr al 100 por ciento los objetivos de producción y ganancias propuestos por los empresarios, disminuyendo costos y tiempo”.

“Esta reduciendo de costos se hace de una forma: afectando a la clase trabajadora, despidiéndolas de sus trabajos y reduciendo aún más sus salarios con precios de bienes necesarios para vivir cada vez más altos, que como paradoja son mercancías producidas por los trabajadores y las trabajadoras”.

Otra critica fue cuestionar “una segunda noción de desarrollo a partir de la automatización que todavía se vende entre el crecimiento económico y la distribución, mediante programas sociales asistencialista”.

Acosta señaló que “el crecimiento económico en este sistema es visto cuando aumenta el Producto Interno Bruto, la cantidad de mercancías que son producidas por la clase trabajadora, y para que exista una distribución “real”, se necesita repartir las grandes ganancias entre las dos clases. Los empresarios no quieren ni están de acuerdo con ello, por eso la presión hacia los gobiernos de que existan programas de este tipo que silencian a las personas y las hacen creer en las bondades del crecimiento, sin que se vea la agudización de la pobreza y la explotación”.

La ponencia también presentó las experiencias de trabajo de Justicia Global, como organización social y política, con campesinos y campesinas de la Asociación del Convite Campesino del  Ramón en San Cristóbal. Santos destacó que “existen otras formas de relacionamiento de las personas con la tierra, que no son cuantificables dentro de este sistema”, ni dentro de la cadena de producción de ganancias, para puntualizar la experiencia de trabajo con GECCO (Grupo de Eficiencia Colectiva Comunitaria).

El trabajo desarrollado con los  Bienes Colectivos fue presentado como crítica a la visión de propiedad privada que impera en este sistema. En ese sentido, Justicia Global ha creado experiencias de trabajo, reconociendo la importancia de los bienes para mejorar las condiciones de vida de las personas.

Estas han partido desde la autogestión como organización y el respeto y cuidado de los bienes. En 11 años de trabajo, la organización no ha aceptado dinero o contribuciones públicas o privadas que impongan una agenda de acción. Otras experiencias han sido las limpiezas generales de las calles de las comunidades, el pago de la cuota como parte de la disciplina a desarrollar por la membresía, el uso del arte en las paredes de las comunidades para concientizar a las personas.

La tercera parte de la ponencia abordo la praxis, señalando que “colectivizar los medios de producción y devolverlos a sus reales dueños, la clase trabajadora, es un proceso de conciencia permanente, de cambiar las relaciones desiguales de producción y socialización que existen no sólo en los aspectos macro y microeconómicos, político, social y cultural, sino que es una revolución constante en el relacionar de las personas, con la naturaleza y los medios que la humanidad ha creado.

La conferencia fue dictada en español, con interpretación simultánea al inglés de parte de Tim Shenk y Mark Porter Webb, también miembros de Justicia Global.

de Tim Shenk, Raldy Santos y Elvia Acosta, Justicia Global.

Una respuesta a “Justicia Global participa en Conferencia de Desarollo Justo en Baltimore, Maryland, EEUU (Parte I)

  1. Que viva la solidaridad internacionalista!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s